Páginas

lunes, 24 de agosto de 2015

TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS

¿Cuándo se debe solicitar ayuda psicológica?

Algunas señales que nos indican que necesitamos ayuda de un psicólogo son:
- Nuestro bienestar está en peligro porque vivimos una situación que nos desborda.
- Creemos que no tenemos suficientes recursos personales para hacer frente a lo que nos desequilibra emocionalmente.
- Nos sentimos atascados en la situación problemática, a pesar de los intentos realizados y del tiempo prudencial transcurrido,
- Percibimos que no tenemos control sobre nuestras propias emociones.
- Tenemos dificultades de relación con otras personas y no sabemos cómo solucionarlo.

A modo de ejemplo,  indicamos los problemas más frecuentes que presentan nuestros pacientes y nosotros les ayudamos a solucionar en la Consulta de Psicología:

LEER MÁS

LEER MÁS

LEER MÁS


LEER MÁS



Puede solicitar información llamando al 961656549

NUESTROS PROFESIONALES




PSICÓLOGOS en L´Eliana

Teléfono: 96 165 65 49




NUESTROS   PROFESIONALES


Carlos Sanchis Fernández de Córdova.
Psicólogo. Nº colegiado CV-9908




Luz Jarque Gómez.
Psicóloga. Nº Colegiada CV- 9450














En la Consulta de Psicología  será atendido por nuestros profesionales que disponen de alta cualificación académica y laboral:
  • Licenciados en Psicología por la Universidad de Valencia 
  • Titulación universitaria de post-grado: Máster en PSICOTERAPIA
  • Formación complementaria en hipnosis clínica, dolor crónico, bullying,etc.
  • Inscritos en el Colegio Oficial de Psicólogos de Valencia.
  • Trabajan como facultativos especialistas en Psicología para las compañías de seguros médicos privados DKV, CASER y ASEFA.
  • Colaboran con la formación práctica de estudiantes universitarios de Psicología.
  • Profesores colaboradores del área de Psicología y Recursos Humanos de escuelas de funcionarios públicos del sector sanitario, policial y de administración general.
  • Profesionales colaboradores de programas de TVE en materias relacionadas con la salud mental.
  • Colaboradores en revistas dirigidas al público en general, en las secciones de salud mental.
La consulta de Psicología  está en L´Eliana desde el año 2007 y es un centro sanitario autorizado por la Conselleria de Sanidad. Dispone de acceso para personas con discapacidad.
Sanchis y Jarque Psicologos La Eliana 
Sanchis y Jarque Psicologos La Eliana
Nuestros pacientes proceden fundamentalmente de Valencia y de la Comarca Camp de Túria (L´Eliana, Llíria , Pobla de Vallbona, Ribarroja del Turia, Olocau, Marines, Bétera, San Antonio de Benagéber, Benaguacil, Benisanó, Loriguilla, Villamarchante, Náquera, Serra, Casinos, Gátova) y de otras localidades con las que existe buena comunicación desde L´Eliana por la autovía, como: Alaquás, Buñol, Burjassot, Cheste, Chiva, La Cañada, Manises, Mislata, Moncada, Paterna, Puzol, Quart de Poblet, Sagunto y Torrent.
Contamos con la confianza del Colegio Oficial de Psicólogos y estamos reconocidos por la Conselleria de Sanidad. Trabajamos para compañías de seguros médicos porque confían en nuestros profesionales.


  

Visite nuestra web

Cómo llegar- Contacto

Puede solicitar información llamando al 961656549



PROBLEMAS DE ANSIEDAD

PROBLEMAS DE ANSIEDAD.

Los principales problemas psicológicos de ansiedad son:

El trastorno de ansiedad generalizada. Cuando las preocupaciones que tenemos son excesivas, constantes, no podemos desconectar de ellas y se extienden a casi todas las áreas de la vida (el trabajo, la educación de los hijos, asuntos económicos, etc.), podemos estar padeciendo un trastorno de ansiedad generalizada.    Como síntomas aparecen: inquietud, fatiga crónica, dificultades de concentración, irritabilidad, trastornos del sueño, tensión muscular y dolores. Esta preocupación generalizada ante tantas situaciones cotidianas, puede acabar interfiriendo en nuestro funcionamiento laboral, académico, social, etc. por lo que requerimos ayuda profesional para poder recuperar nuestro bienestar emocional.

Estrés. Aparece el estrés patológico cuando nos enfrentamos a una situación psicosocial claramente identificable (divorcio, desempleo, etc.) y nuestra respuesta a la citada situación es desadaptada, ineficaz  y nos hace sufrir. Suelen aparecer síntomas somáticos y conductuales que interfieren significativamente nuestra actividad laboral, académica, social, etc. Los estresantes que pueden desequilibrarnos son de intensidad variable, desde muy traumáticos (robo, violación, diagnóstico de un enfermedad muy grave, etc.) a menos intensos que los anteriores (desempleo, divorcio, deudas, etc.). También pueden convertirse en factores estresantes situaciones que tienen una valoración positiva para el paciente  como un ascenso profesional, casarse, ser padre, un cambio de domicilio, etc. Los síntomas que suelen aparecer son: ansiedad, inquietud, preocupación, alteraciones del sueño, etc. El paciente se siente desbordado, cree que no tiene recursos suficientes para superar lo que le está sucediendo y por eso solicita ayuda profesional.

Ataques de pánico. De repente, de forma brusca aparece un sentimiento de  miedo intenso y espantoso, como si nos fuéramos a morir inmediatamente. Nos puede faltar el aliento, nos asfixiamos. Puede dolernos el pecho, como si fuéramos  a tener un infarto. Tenemos palpitaciones, el corazón se acelera. La frecuencia cardiaca se eleva de forma intensa. Sudamos, tenemos sofocaciones o escalofríos. Sentimos náuseas, mareo. Podemos pensar que vamos a perder el control y volvernos locos. Solo deseamos escapar de la situación en la que se está produciendo el ataque de pánico que experimentamos. Toda esta activación alcanza su máximo en solo 10 minutos aproximadamente, y después, poco a poco, desaparece, pero nos deja muy afectados.

Agorafobia. El paciente siente una intensa ansiedad en lugares donde escapar puede resultar difícil o en situaciones, como espacios abiertos y con aglomeraciones de personas,  en las que si sufriera un ataque de pánico, no tendría posibilidades de recibir la ayuda conveniente. La conducta del paciente se traduce en evitar este tipo de situaciones, que pueden ser: no salir de casa si no va acompañado de una persona de su confianza, no quedarse solo en casa, no ir a sitios donde hayan grandes aglomeraciones humanas, no encerrarse en ascensores, coches, autobuses, etc. Esta enfermedad interfiere notablemente en la calidad de vida de la persona, pues la inhabilita para cumplir con obligaciones laborales, académicas, domésticas, sociales, etc.

Fobia simple. El paciente siente un miedo muy intenso ante situaciones muy específicas: la sangre, las heridas, las inyecciones, ascensores, puentes, túneles, conducir un vehículo, perros, cucarachas, etc. El paciente es consciente de que su miedo es irracional y excesivo, pero no lo puede controlar.       
El miedo  que siente el paciente ante el estímulo fóbico puede anticiparlo y entonces evita la situación, y así desaparece el intenso malestar que siente, que puede llegar a convertirse en un ataque de pánico. La fobia que tiene el paciente puede interferir significativamente en la calidad de vida,  limitando las oportunidades laborales o de diversión (p. ej. Miedo a volar).

Fobia social. El paciente presenta un intenso miedo a situaciones en las que tiene que interactuar socialmente. Ante estas situaciones, el paciente anticipa ansiedad, p.ej.  hablar en público, mantener una conversación, ir a fiestas, etc. Es frecuente encontrar en las personas que padecen este trastorno   
un sentimiento de inferioridad y baja autoestima que provoca preocupación ante la evaluación que de él puedan hacer los otros. Por ej. le preocupa que lo vean débil, tembloroso, que lo rechacen. El paciente presenta síntomas como enrojecimiento de la cara, palpitaciones, temblores. Intenta evitar las situaciones sociales que le generan ansiedad, y eso hace que padecer este trastorno limite las oportunidades de su propio desarrollo personal.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) cuando hablamos de "obsesión" nos referimos a cualquier pensamiento o imagen mental que permanece en la conciencia de la persona, de forma repetitiva e indeseada. La "compulsión" es la actuación estereotipada de la obsesión que tiene la persona.        En las obsesiones siempre está presente la necesidad de realizar algún ritual; este ritual va siempre acompañado de ansiedad. Si este ritual es interrumpido, desencadena en el paciente una crisis de irritabilidad y agresividad. Las obsesiones más frecuentes suelen ser: - sobre daños o peligros potenciales - sobre la suciedad, los gérmenes,…Y las compulsiones más frecuentes: - lavado de manos - manipulación de objetos, ordenación, etc.

Leer más: