Páginas

viernes, 23 de octubre de 2015

EMOCIONES Y CÁNCER



 ¿Ser positivo cura el cáncer?

"Hay que estar animado". "Si eres fuerte, lo superarás". Esto es lo que oyen muchas personas que han recibido el diagnóstico de un cáncer. Es lo que se aconseja a veces para conseguir un cambio de actitud en el enfermo, para motivarlo. En ocasiones sucede porque los familiares no soportan ver sufrir al enfermo.


 

Se hace responsable a la actitud positiva de un componente curativo que no tiene,  ya que no existe ninguna evidencia científica de que una buena actitud influya en el proceso.
¿Y por qué se dan estos consejos? Quizás porque estamos en una cultura en la que nos educan para creer que debemos ser felices todo el tiempo, y si tenemos emociones desagradables (tristeza, miedo,) entonces hay que suprimirlas rápidamente. Solo debemos tener emociones positivas. El sufrimiento no cabe en la vida. También nos educan para creer que podemos suprimir de forma voluntaria los sentimientos que nos hacen sufrir. Pero sabemos que por mucho que luchemos contra los sentimientos negativos, eso no funciona, por lo menos a largo plazo.
Pero la exigencia de que los enfermos deben estar animados puede ser contraproducente, al generarles sentimientos de culpa y de fracaso, incluso de aislamiento emocional.
La solución que mejor puede funcionar es estar  dispuesto a aceptar la situación y sentir lo que se tenga que sentir en cada momento. El cáncer, desde el punto de vista emocional, supone pasar por un proceso de duelo que está bien estudiado por los psicólogos, con sus momentos de negación, incredulidad, ira, ansiedad, miedo, tristeza. Es darse la oportunidad de que convivan esas emociones negativas con otras positivas que puedan surgir a lo largo de la enfermedad, pero sin luchar por suprimir las que nos hacen sufrir, pues sentir dolor es humano.
Los pacientes y sus familiares necesitan adaptarse y procesar el duelo, sin engaños. La ayuda eficaz consiste en facilitar que puedan desarrollar habilidades para aceptar todo tipo de emociones (positivas y negativas) que van surgiendo en el proceso. Permitir que el enfermo exprese sus emociones, sin censuras, sin obligar a que se sienta bien necesariamente y luche contra sus sentimientos de sufrimiento.

También conviene evitar la situación conocida como conspiración del silencio

Ver noticia completa  "Estar de buen humor no cura el cáncer"
Si precisas ayuda psicológica puedes solicitar información llamándonos al 96 165 65 49
Somos un centro reconocido por Conselleria de Sanidad y por importantes compañías de seguros médicos.
Estamos en L´Eliana, bien comunicados con Lliria, Bétera, La Canyada, Ribarroja del Turia, ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Atenderemos su consulta en la mayor brevedad