Páginas

lunes, 19 de diciembre de 2011

ANSIEDAD ANTE LOS EXAMENES.



QUEDARSE EN BLANCO EL DÍA DEL EXAMEN.

Es duro haberse preparado el examen, haberle dedicado horas de estudio, haber renunciado a salir con los amigos, ver la TV, chatear, etc. y que después de tanto esfuerzo y sacrificio, por culpa de los nervios, nos bloqueemos delante de las preguntas del examen mientras el tiempo pasa. Tal vez superemos el bloqueo inicial, y después seamos capaces de responder alguna pregunta. O tal vez, no logremos serenarnos, y el examen se queda en blanco. Más tarde, en casa, ya menos tensos, recordamos lo que teníamos que haber contestado en el examen. 

¿ES NORMAL SENTIR ANSIEDAD?

La ansiedad ante los exámenes es un tipo de ansiedad que en Psicolgía  se llama ansiedad de ejecución, y se trata de una respuesta del organismo ante una situación en la que tenemos que hacer las cosas bien y bajo presión. En principio es bueno, incluso deseable sentir ansiedad, pues al activarnos fisiológica y mentalmente, nuestro rendimiento aumenta. Además, sentir ansiedad es una señal de que hacer bien el examen nos importa, y que superar el examen es un objetivo valioso para nosotros.

EL EXCESO DE ANSIEDAD NOS BLOQUEA

Si la ansiedad nos desborda, pueden ocurrirnos cosas que interfieren nuestro rendimiento en el examen:
-disminuye la capacidad de concentración, tenemos dificultades para comprender las instrucciones del examen, lo que nos preguntan, etc.
-nos cuesta decidirnos: por donde empezamos a contestar, que es importante responder, etc.
-tenemos dificultades para expresarnos, no encontramos las palabras adecuadas.
-el bloqueo dificulta el recuerdo de las contestaciones, por lo que podemos quedarnos en blanco.

¿QUÉ SENTIMOS CUANDO LA ANSIEDAD NOS DESBORDA?

Nuestra respuesta fisiológica es de activación: incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, sudoración excesiva, tensión muscular, sequedad de boca, náuseas, etc.
Nuestras emociones son de miedo, preocupación, indefensión, tensión, inquietud, etc.

¿QUÉ NOS DECIMOS EN LA SITUACIÓN DE BLOQUEO?

Ante el hecho de no recordar lo que hemos estudiado, y sentirnos amenazados ante el suspenso que anticipamos, puede hacer que nos digamos a nosotros mismos cosas como: voy a suspender, haré el ridículo, soy un fracasado, y otras lindezas similares, que contribuyen a empeorar nuestra situación. Estos pensamientos pesimistas que nos invaden, contribuyen  a activarnos más fisiológicamente y generar más malestar emocional. Esta forma de pensar hace  que alimentamos el círculo vicioso del problema: a mayor ansiedad generada, mayor bloqueo para responder en el examen. Podemos llegar al extremo de irnos del examen y dejarlo en blanco.

¿CÓMO CONTROLAR LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES?

Algunas estrategias son útiles para ir con mayor seguridad el día del examen. Las técnicas de estudio, a lo largo del curso escolar han demostrado su eficacia para mejorar el aprendizaje. Si vamos seguros, porque dominamos la materia incrementamos nuestras posibilidades de manejar la ansiedad. Pero si a pesar de estar preparados el día del examen nos vemos demasiado activados fisiológicamente, nos pueden  ayudar las siguientes estrategias:
1. Entrar en el aula tranquilos, alejándonos de compañeros que con sus preguntas nos pueden poner nerviosos y hacernos sentir inseguros.
2. Cuando nos den las preguntas del examen, antes de ponernos a contestar, podemos  respirar relajadamente y visualizar alguna escena agradable (vacaciones, diversión, etc.)
3. Cuando recuperemos algo la serenidad (debemos aceptar que algo de ansiedad es natural y adaptativo), pasaremos a leer bien el examen y planificar nuestro tiempo para contestar. Puede ayudarnos  empezar a contestar por lo más fácil para ir cogiendo seguridad. En las preguntas de desarrollo, podemos hacernos un breve esquema previamente, y así responderemos lo esencial sobre lo que nos preguntan.
4. Si nos descubrimos diciéndonos a nosotros mismos ideas pesimistas sobre nuestro desempeño, cortar ese discurso, respondiéndonos con ideas más ajustadas a la situación. Por ej. “voy a suspender” por “voy a darme una oportunidad”, “lo haré lo mejor que pueda”, “voy a fracasar” por “pensar en fracasar es solo una idea en mi mente, pero no es una realidad” etc.
Cuando acabemos el examen, es bueno celebrarlo y relajarse, por el esfuerzo realizado, con independencia de la nota que anticipemos que vamos a obtener. ¡Buena suerte en los exámenes!



Sanchis & Jarque  PSICOLOGOS
Web: sanchisyjarque.blogspot.com
96 165 65 49

2 comentarios:

  1. Os recomiendo que leáis el libro “Cómo enfrentarse con éxito a exámenes y oposiciones” de la editorial Pirámide.

    En él podréis encontrar herramientas para vencer LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES Y OPOSICIONES, así como técnicas de estudio y trucos para facilitar el aprobado en exámenes.

    Todo ello con dibujos sobre cómo se deben hacer las técnicas de relajación Jacobson, respiraciones abdominales y ejemplos sobre cómo se han aplicado las técnicas en personas que han ido a la consulta de Psicología con problemas de ansiedad.

    Para más información ver la web http://www.fernandomiralles.es

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Atenderemos su consulta en la mayor brevedad