Páginas

viernes, 9 de diciembre de 2011

LUDOPATÍA, la enfermedad del juego.


                La ludopatía es una enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud, que consiste en un impulso irreprimible de jugar a pesar de ser consciente de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se considera un trastorno del control de los impulsos, y también es una adicción. Aunque estamos acostumbrados a las adicciones químicas (alcohol, nicotina, cocaína, etc.), también existen conductas habituales que pueden llegar a convertirse en adicciones, como las compras, internet o el juego.


DE LA AFICIÓN AL JUEGO A LA  ADICCIÓN.
Jugar es una conducta placentera que nos ayuda a madurar y desarrollarnos como seres humanos. Pero como cualquier conducta, el juego puede convertirse en adicción. La ludopatía, a diferencia del juego placentero, se caracteriza porque no podemos controlar el impulso de jugar y desarrollamos una relación de dependencia, de tal forma que perdemos la libertad.
Algunos de los síntomas característicos de la ludopatía son:
1.     Preocupación: Pensamientos frecuentes  relacionadas con el juego
2.     Abstinencia: Inquietud o irritabilidad asociada con los intentos de dejar el juego.
3.     Evasión. El sujeto juega para evadirse de los problemas.
4.     Revancha. El sujeto intenta recuperar las pérdidas del juego con más juego.
5.     Mentiras. El sujeto intenta ocultar las cantidades destinadas al juego mintiendo.
6.     Pérdida del control. La persona  intenta sin éxito reducir el juego.
7.     Arriesgar relaciones significativas. La persona continúa jugando a pesar de que ello suponga arriesgar o perder una relación, empleo u otra oportunidad significativa.
8.     Recurso a ajenos. La persona recurre a la familia, amigos o a terceros para obtener asistencia financiera como consecuencia de las pérdidas del juego.

LAS MÁQUINAS TRAGAPERRAS, LAS MÁS ADICTIVAS.
Los ludópatas, al menos en España, muestran una dependencia importante de las máquinas tragaperras. La dependencia a otros juegos de azar es mucho menor. Este hecho  obedece a una serie de aspectos psicológicos implicados en el funcionamiento de este tipo de máquinas:
- su amplia difusión
- el importe bajo de las apuestas
-la brevedad del plazo transcurrido entre la apuesta y el resultado
- la manipulación  de la máquina, que genera ilusión de control.
-las luces intermitentes de colores, que, junto con la música y el tintineo estrepitoso de las monedas cuando se gana, suscitan  gran activación fisiológica.


TRATAMIENTO DE LA LUDOPATÍA.
Es importante buscar ayuda cuando se padece esta enfermedad, pues tiene consecuencias muy negativas para el paciente y sus familiares, afectando a todos los ámbitos de la vida (objetivos personales, relaciones sociales trabajo, deudas, etc.).El tratamiento psicológico basado en la terapia de conducta ha demostrado ser eficaz, permitiendo la recuperación en más del 50% de los caso tratados. El tratamiento es personalizado, pero suele contemplar tres fases sucesivas:
1.      Se evita, al principio, cualquier situación de riesgo, para que el paciente no pueda jugar (control del dinero, evitar amigos jugadores, lugares donde solía jugar, etc.).
2.      En la segunda fase, se le enseña al paciente a controlar el impulso a jugar a pesar del deseo que tenga de jugar. El paciente se siente seguro de sí mismo ( en lugares en los que jugaba es capaz de resistir el deseo de jugar).
3.      En la última fase, se trabaja la prevención de recaídas, enseñando al paciente a detectar situaciones de riesgo, estrategias de afrontamiento ante el deseo de jugar, así como reorganizando su estilo de vida para que sea más satisfactorio y sea menos vulnerable a la tentación de jugar.

Sanchis & Jarque – PSICÓLOGOS
96 165 65 49

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Atenderemos su consulta en la mayor brevedad